Percepción de violencia durante el internado de medicina en una universidad peruana

CARTAS AL EDITOR

 

Percepción de violencia durante el internado de medicina en una universidad peruana

Perception of violence during medical internship in a peruvian university

 

Álvaro Taype-Rondán1,a, Zaida Lizarraga-Castañeda2,3,b, Alexander Mayor-Vega2,3,b, Angie Mariños-Claudet2,3,b

1 CRONICAS, Centro de Excelencia en Enfermedades Crónicas, Universidad Peruana Cayetano Heredia. Lima, Perú.
2 Facultad de Medicina, Universidad de San Martín de Porres. Lima, Perú.
3 Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres. Lima, Perú.
a Médico cirujano; b estudiante de Medicina

 


Sr. Editor. Los médicos y los estudiantes de Medicina están expuestos a diversas situaciones de violencia. A nivel global, alrededor del 25% de la violencia laboral sucede en el sector Salud y la mitad de los profesionales de salud han sido víctimas de violencia (1). En Perú se encontró que el 72% de los médicos de un hospital de Tacna sufrieron agresiones físicas o verbales (2), y que en un hospital de Huaraz, el 3,3% de 30 médicos encuestados sufrió violencia física y el 46,7% sufrió violencia verbal en el último año (3).

Esta violencia tiene serias consecuencias en el personal, como malas relaciones laborales, estrés, ansiedad y tensión que pueden disminuir su capacidad de atención, incrementando el riesgo de error médico. Además, el personal que es víctima de violencia puede transmitir este mismo trato hacia sus pacientes. Si bien esta situación resulta alarmante, pocos estudios se han centrado en cuantificar la violencia sufrida por los internos de Medicina, que realizan prácticas en sedes hospitalarias, con largas jornadas laborales y contacto directo con pacientes.

Se realizó un estudio transversal durante el primer trimestre del 2015, donde se encuestó a médicos egresados de una universidad privada de Lima, Perú, que habían realizado el internado médico durante el año 2014. Estos profesionales fueron contactados mediante la red social Facebook, se les envió por correo electrónico una encuesta, solicitándoles que la llenen y la devuelvan por la misma vía a los autores. Posteriormente, las encuestas fueron digitadas y analizadas.

Para recolectar la ocurrencia de violencia se elaboró un cuestionario basado en la encuesta de "Violencia en el lugar de trabajo en el sector Salud" de la Organización Internacional del Trabajo (4), que ya ha sido usada previamente en poblaciones peruanas (3). Este estudio contó con la aprobación del Comité de Ética del Hospital Nacional Docente Madre Niño San Bartolomé.

La encuesta fue enviada a 227 médicos, de los cuales respondieron 119. Dos encuestas fueron eliminadas por no tener todas las variables de interés. Finalmente, se analizaron 117 encuestas (51,5% del total), de ellas 66 (56,4%) fueron del sexo femenino. La edad mínima fue 23 años y la máxima 30 años. Los encuestados rotaron en 24 sedes hospitalarias diferentes.

Cincuenta y seis encuestados (47,9%) reportaron haber sufrido violencia verbal alguna vez durante su internado, de los cuales 35 (62,5%) identificaron que el agresor fue un paciente o familiar, y 28 (50,0%) identificaron que fue un profesional de la salud. Veintiocho encuestados (23,9%) reportaron haber sufrido acoso sexual alguna vez durante su internado, de los cuales 10 (35,7%) identificaron que el agresor fue un paciente o familiar, y 18 (64,3%) identificaron que fue un profesional de la salud. Trece (11,1%) reportaron haber sufrido violencia física alguna vez durante su internado, de los cuales nueve (69,2%) identificaron que el agresor fue un paciente o familiar, y seis (46,2%) identificaron que fue un profesional de la salud. En todas estas preguntas, los encuestados pudieron reconocer a más de un agresor, por lo cual la suma de porcentajes en los agresores es mayor al 100,0%.

Se encontró que la violencia verbal fue mayor en mujeres, en quienes tenían 25 años o más y en las sedes que no fueron del Ministerio de Salud (MINSA). El acoso sexual fue mayor en mujeres, en menores de 25 años y en sedes que no fueron del MINSA. La violencia física fue mayor en mujeres, en menores de 25 años y en sedes del MINSA (Tabla 1).

 

 

Como se observa, la violencia física y verbal tiene como principales perpetradores al paciente o al familiar, lo cual refleja la situación de vulnerabilidad a la que están sometidos los internos durante el contacto con los pacientes. Por otro lado, el acoso sexual tuvo como principal perpetrador a profesionales de salud que, probablemente, aprovechan la jerarquía hospitalaria para ejercer este tipo de violencia, especialmente contra las mujeres.

Resulta necesario mencionar algunas limitaciones del presente estudio, como el escaso número de muestra debido, principalmente, a la dificultad de encontrar a los médicos egresados por Facebook. Además, los encuestados han realizado su internado solamente en hospitales ubicados en Lima, siendo posible que las cifras de violencia sean diferentes en otras ciudades del Perú.

En conclusión, la violencia es un problema latente en los internos encuestados, lo cual puede deberse a que estos se encuentran en una situación de doble vulnerabilidad, pudiendo ser agredidos tanto por sus pacientes como por sus médicos superiores. Resulta necesario que se realicen estudios amplios para determinar la prevalencia y los factores asociados a la violencia en internos de medicina del Perú.

Para disminuir los casos de violencia se pueden realizar intervenciones como mejorar las habilidades comunicativas de los internos y capacitarlos para responder ante una situación violenta en el ámbito hospitalario (5).

Fuentes de financiamiento: autofinanciado.

Conflictos de interés: los autores declaran no tener conflictos de interés.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Cooper C, Swanson N. Workplace violence in the health sector. State of the art. Geneva: WHO/ILO; 2002.

2. Ancalli-Calizaya F, Cohaila G, Maquera-Afaray J. Agresiones contra el trabajador de salud en Tacna, Perú. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2012;29(3):415-6.

3. Tuya-Figueroa X, Mezones-Holguín E. Violencia contra médicos: un problema por considerar en la investigación de recursos humanos en salud. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2012 Mar;29(1):164-5.

4. di Martino V. Workplace violence in the health sector. Country case studies Brazil, Bulgaria, Lebanon, Portugal, South Africa, Thailand and an additional Australian study. Ginebra: WHO/ ILO; 2002.

5. Ball CA, Kurtz AM, Reed T. Evaluating Violent Person Management Training for Medical Students in an Emergency Medicine Clerkship. South Med J. 2015;108(9):520-3. doi: 10.14423/SMJ.0000000000000337.

 

Correspondencia:
Álvaro Taype Rondán
Dirección: Calle Pietro Torrigiano, Num 159, Dpto 102, San Borja. Lima, Perú
Teléfono: (+511) 970001517 / (+511) 2265586
Correo electrónico: alvaro.taype.r@upch.pe

Recibido: 22/01/2016
Aprobado: 09/03/2016

 

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2016 Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública


Copyright  2021 Instituto Nacional de Salud. Lima, Perú. Todos los derechos reservados
ISSN electrónica 1726-4642 - ISSN impresa 1726-4634
El contenido de este sitio es para todos los interesados en ciencias de la salud
Licencia Creative Commons