Apuntes sobre la evolución histórica de la obra de Pedro Ortiz Cabanillas y su teoría sociobiológica informacional

HISTORIA DE LA SALUD PÚBLICA

 

Apuntes sobre la evolución histórica de la obra de Pedro Ortiz Cabanillas y su teoría sociobiológica informacional

Notes on the historical evolution of the work of Pedro Ortiz Cabanillas and his sociobiological informational theory

 

Hans Contreras-Pulache 1,2,a, Eduardo Espinoza-Lecca 3,4,b, Javier Sevillano-Jimenez1,c

1 Grupo de Investigación GRINA. Universidad Privada Norbert Wiener. Lima, Perú.
2 Centro de Desarrollo Integral RINCONADA. Lima, Perú.
3 Grupo de Investigación NEURON, Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima, Perú.
4 Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo, Ministerio de Educación. Lima, Perú.
a Médico cirujano, Neurólogo, Magister en Epidemiología, Salud Pública, Gerencia Social y Gestión Publica; b Licenciado en Psicología, Magister en Neurociencias aplicadas a la Educación; c Estudiante de Medicina Humana.

 


RESUMEN

La Teoría Sociobiológica Informacional propone una definición radicalmente distinta de los sistemas vivos, y con lo mismo es la única teoría neurológica existente que evade el problema mente-cerebro y que explica la naturaleza de la conciencia humana. Fue desarrollada por Pedro Ortiz Cabanillas entre 1984 y 2011. En este documento vamos a realizar un recuento de todas sus obras más importantes. Incluimos, adicionalmente, material inédito de los años 1998, 1999, 2006, y 2009.

Palabras clave: Información; Teoría general de sistemas; Neocórtex; Paleocortex; Sociedad (fuente: DeCS BIREME).

 


ABSTRACT

The Informational Sociobiological Theory proposes a radically-different definition of living systems and, therefore, is the only existing neurological theory that evades the mind-brain problem and explains the nature of human consciousness. It was developed by Pedro Ortiz Cabanillas between 1984 and 2011. In this document we are presenting a listing of his main works. We include, additionally, unpublished material of the years 1998, 1999, 2006, and 2009.

Keywords: Information; General systems theory; Neocortex; Paleocortex; Society (source: MeSH NLM).

 


INTRODUCCIÓN

En el Perú, entre 1984 y 2011, se desarrolló la Teoría Sociobiológica Informacional (TSI). Este esfuerzo fue realizado por Pedro Ortiz Cabanillas (1933-2011) quien, a lo largo de estos años brindó un sinnúmero de clases y conferencias y al mismo tiempo escribió y publicó diversos artículos y libros. Ciertamente, a diez años de haber empezado, publicó su primer libro «El sistema de la personalidad» (1994) (1) donde detalla los planteamientos de su teoría. Luego de este libro, desarrolla la TSI en diversos ámbitos, pero esencialmente en sus temas vocacionales: la medicina, la educación y la ética.

El objetivo del presente artículo es hacer un recorrido por toda la obra de Pedro Ortiz Cabanillas, a fin de que cualquiera pueda orientarse mejor en el mar de su presencia. Ciertamente, «aprender una teoría» no es lo mismo que «conocer las ideas». Pedro Ortiz Cabanillas no tiene sólo ideas (en realidad es lo que más tiene, pero no es lo importante en este caso), tiene algo más, algo arquitectónicamente significativo y trascendental: tiene una teoría. Digámoslo de este modo: como la «Teoría de la gravedad», «Teoría de la evolución», como la «Teoría del Big Bang», así, Pedro Ortiz Cabanillas elaboró la TSI. Con, obviamente, sus propias leyes (sus tesis fundamentales, que son cinco, por cierto). La trascendencia de este aporte desborda, sin duda, cualquier campo de trabajo o disciplina: práctica clínica, salud pública, medicina, antropología, sociología, filosofía, economía, etc. En este sentido no hay que preguntarnos qué aporta la TSI a tal o cual disciplina. Mejor hay que ser conscientes que tanto la TSI representa una explicación (radicalmente) original del «mundo»: es menester, y labor aún pendiente, el pensar, o mejor: repensar (valga la redundancia: de nuevo, valga la especificidad: desde cero) todo lo que hacemos o sabemos en cualquier disciplina actualmente existente. En ese sentido, ¿es factible pensar una salud pública informacional? definitivamente sí, y aun cuando no es aquí el lugar en que ello tenga su inicio, hay que adelantar que es probable que esta «salud pública informacional» sea algo completamente nuevo y distinto, como ha sucedido varias veces en la historia de la sociedad, cada vez que ha ocurrido un logro científico.

Así, para orientar mejor a cualquier lector interesado, escribimos este artículo. Venimos revisando desde hace más de siete años (Ortiz falleció en marzo 2011) el «Archivo Pedro Ortiz Cabanillas». Esto lo hacemos como un encargo del propio Pedro Ortiz Cabanillas, quien en febrero del 2011 nos legó esta (tremenda) responsabilidad. Siempre, se ha contado con el apoyo incondicional y tutelar de la Dra. Luisa Sakamoto, viuda de Pedro Ortiz Cabanillas. En este sentido, vamos a seleccionar material inédito del «archivo» y los vamos a mostrar en este artículo por vez primera, junto con imágenes de sus principales obras (Anexos).

PRINCIPIO DE LA TEORÍA SOCIOBIOLÓGICA INFORMACIONAL

El primer lugar, tenemos evidencia (hasta el momento de escribir estas líneas) que Pedro Ortiz Cabanillas inició el desarrollo de su TSI con la publicación: «El rol de las neurociencias en la explicación de la actividad psíquica», que se encuentra en los Anales del VIII Congreso Nacional de Psiquiatría de 1984. Hasta el 2011, logró publicar varias decenas de artículos científicos. A toda esta «obra breve», el mismo lo llamó: «La Explicación Informacional» (una primera edición de esta obra se publicó el 2011, conteniendo sólo diez artículos) (2-4). Ciertamente, Pedro Ortiz Cabanillas nunca tuvo el menor interés por la publicación indizada, por perseguir un «índice Scopus», por «publicar en inglés». Su interés fue otro y más concreto: desarrollar su TSI y ponerla al servicio de quien quiera aplicarla en la práctica cotidiana, ya sea como médico, como educador, como psicólogo, como antropólogo, como sociólogo, como filósofo, etc. Alguna vez, se le preguntó: ¿Por qué publica sus artículos en revistas universitarias, muchas veces de corto alcance?, a lo que contestó: Si buscamos publicar nuestros mejores artículos en las grandes revistas extranjeras entonces ¿Cuándo vamos a nosotros tener nuestras propias grandes revistas? De este modo, mucha (sino la totalidad) de su obra breve se encuentra en medios impresos fuera de circulación o de difícil (sino imposible) acceso, de ahí, que una labor recopilatoria tenga suma importancia editorial. Actualmente se tiene en prensa una edición integral cuyo contenido se muestra en la Tabla 1.

LA TEORÍA SOCIOBIOLÓGICA INFORMACIONAL APLICADA A LA MEDICINA

Diez años tuvieron que transcurrir para que Pedro Ortiz Cabanillas publicará su primer libro: «El sistema de la personalidad» (1). A partir de aquí empezó a desarrollar su proyecto médico central: explicar cómo realizar una entrevista clínica y cómo llevar adelante un examen clínico integral. Este proyecto le tomó casi 15 años y empezó a publicarse en 1996 «Introducción a la Medicina Clínica. El examen clínico esencial» (5), se continuó en 1999 “Introducción a la Medicina Clínica 3. El examen neurológico integral» (6), y se concluyó en 2006 (con una segunda edición para el 2009) con «Introducción a la Medicina Clínica 2. El examen psicológico integral» (7). Posterior a este año, Pedro Ortiz Cabanillas se dedicó a trabajar en un libro que dejaría inconcluso: «Neurociencia clínica. Una explicación de los trastornos, defectos y deterioros neuropsíquicos de la personalidad». En este libro, redefine el concepto de enfermedad y propone una explicación clínica de los problemas de la salud desde la TSI. El libro, luego de tres años de trabajo editorial (a cargo de los doctores Alberto Perales, Pablo Zumaeta, Romell Ibarra, y Hans Contreras-Pulache) está actualmente en prensa y se espera su pronta publicación.

LA TEORÍA SOCIOBIOLÓGICA INFORMACIONAL APLICADA A LA EDUCACIÓN

Cuando Pedro Ortiz Cabanillas publicó su teoría (1) en 1994, la recepción de la misma fue muy buena en los ámbitos educativos. Los educadores, más que los médicos, vieron en el planteamiento de la TSI un apoyo en la resolución de sus necesidades y demandas concretas. A pedido de un grupo de educadores, que le insistían que escribiera una «versión para educadores» de su TSI, Ortiz escribió y publicó en 1997: «La Formación del sistema de la Personalidad. Apuntes de interés pedagógico» (8). Esta obra es una síntesis de las ideas expuestas en 1994 pero aplicadas a la problemática educativa. La preocupación educativa persistió siempre, de ahí que más de diez años luego de haber publicado este libro, volvió a publicar uno mucho más elaborado y estructurado: «Educación y formación de la personalidad» (9) (2008). Para muchos, este libro constituye el modo más ideal de acercarse a leer y a comprender la TSI de Pedro Ortiz Cabanillas.

EL DESARROLLO DE LA TEORÍA SOCIOBIOLÓGICA INFORMACIONAL

En la década de los 90, Pedro Ortiz Cabanillas cesó sus funciones laborales en el sistema de salud. Había sido médico asistencial en el Seguro Social por varias décadas, desempeñando por mucho tiempo la dirección del servicio de Neurología y Neurocirugía del Hospital Edgardo Rebagliati Martins. Aquí, se recuerda que en las discusiones de casos clínicos: «luego que hablaba Pedro Ortiz, ya no había nada más que decir», tal era su maestría clínica. Desde 1992, ya no trabajó en el sistema asistencial, y esencialmente se dedicó a desarrollar la TSI y a aplicarla. En 1994 publicó su primer libro (1), y su siguiente salto fue en 1998 cuando publicó «El nivel consciente de la memoria. Una hipótesis de trabajo» (10). Aquí, desarrolló una explicación de la naturaleza del hipocampo. Al mismo tiempo, en este libro se deja de modo explicito la visión tan distinta que tenía del sistema nervioso humano. Por ejemplo, en la Neurociencia o la Neurología tradicional, el sistema nervioso se estudia como sistema nervioso central y sistema nervioso periférico, para Pedro Ortiz esta diferencia no tiene la menor importancia. En la forma tradicional de entender al sistema nervioso se considera que el cerebro está constituido por lóbulos, y que los fenómenos psicológicos se encuentran distribuidos «de algún modo» a lo largo de dichos lóbulos, o resultan de la supuesta unión articulada de estos. Para Ortiz, en el cerebro no existen lóbulos y no es que lo psicológico se encuentre en el cerebro, sino que el cerebro es psicológico en su totalidad. En este libro, llega incluso a proponer cuál es la «función» del hipocampo y a contracorriente de todos los planteamientos contemporáneos, afirma que el hipocampo no es de naturaleza psíquica sino informacionalmente supra-nuclear. A diferencia del libro de 1994 (1), donde expuso sintéticamente toda su obra, es en la publicación de 1998 donde sustentó con maestría su explicación radicalmente original del sistema nervioso humano.

 

 

 

 

Para finales de la década de los 90 tenemos a un Pedro Ortiz Cabanillas dueño de un modo único de pensar acerca de la naturaleza humana. Dos brevísimos textos inéditos de esta época nos van a permitir dejar constancia de este hecho (Tabla 2).

Con todo esto, y el ingreso al nuevo milenio, Pedro Ortiz Cabanillas emprendió uno de sus más grandes proyectos. Desarrollar una explicación de la naturaleza humana desde la TSI. Seguro que este sería un trabajo de largo aliento, se dispuso a imaginar toda su explicación a lo largo de varios «Cuadernos de Psicobiología Social» (11,12). El contexto en el cual se empezó a desarrollar esta obra fue cuando tuvo la oportunidad de hacerse cargo de la cátedra de Psicobiología Social de la facultad de Psicología de la Universidad de Lima, y luego cuando organizó las cátedras de la maestría y del doctorado de Neurociencias en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Para todo esto, Pedro Ortiz Cabanillas empezó a trabajar de modo simultáneo en siete cuadernos distintos. Cada uno de estos cuadernos daría cuenta de un nivel de organización informacional del ser humano. El cuaderno 1 se titula «Introducción a una Psicobiología del Hombre» (11), y le siguen el cuaderno 2 «El nivel celular de la actividad personal», el cuaderno 3 «El nivel metabólico de la actividad personal», el Cuaderno 4 «El nivel funcional de la actividad personal», el cuaderno 5 «El nivel inconsciente de la actividad personal», el cuaderno 6 «El nivel consciente de la actividad personal» (12), y el cuaderno 7 «El desarrollo de la actividad psíquica personal». En el 2004, Pedro Ortiz Cabanillas pudo terminar y publicar sólo el cuaderno 1 y el cuaderno 6 (12) (el 2010 publicó una segunda versión del cuaderno 1). Estos siete cuadernos de la Psicobiología Social se elaboraron a lo largo de toda la década del 2000-2010. Recientemente, y luego de un arduo trabajo editorial, se ha logrado publicar la totalidad de estos siete cuadernos en una obra de tres tomos, con el título de «Psicobiología Social» (13-15).

 

 

Mientras trabajaba en sus cuadernos (11,12), y luego de haber revolucionado a toda la Neurología contemporánea, emprendió un trabajo que se daría a conocer el 2002 «Lenguaje y habla personal. El cerebro humano como sistema semiótico» (16). En esta obra, expuso la explicación del lenguaje desde la perspectiva de la TSI. Propuso aquí la existencia de la preconsciencia, que son las áreas corticales de transición (de ambos hemisferios), y al mismo tiempo, en contra de lo que se cree habitualmente, para Pedro Ortiz la preconsciencia se asienta en ambos hemisferios cerebrales (mucho de la neurociencia y neurología tradicional propone que el lenguaje se asienta sólo en el hemisferio izquierdo del cerebro). Para el 2008, tenía una segunda edición de este libro, que no llegó a publicar, y que tituló «El nivel preconsciente de la actividad personal».

El 2007 publicó su libro: «Ética social. Para el desarrollo moral de las instituciones educacionales y de salud» (22), que según sus palabras era una suerte de «manifiesto». El 2008 publicó su libro «Educación y formación de la personalidad» (9). Entre el 2009 y 2011, trabajó esencialmente en su libro «Neurociencia clínica» (que no llegó a concluir), y en diversos textos breves que terminó y que permanecen inéditos (estos textos constituyen el cuerpo no publicado de «La Explicación Informacional»). La Tabla 3 muestra, complementando la Tabla 2, uno de estos textos inéditos.

Para finales del 2010, escribió un artículo sintetizando toda su obra (el texto se titula: «La Teoría Sociobiológica de Pedro Ortiz Cabanillas» y se incluyó como un anexo en la segunda edición de «El sistema de la Personalidad») (23). En este artículo manifestó que la TSI consta de cinco leyes fundamentales que, como herramientas teóricas puede sostener una forma radicalmente distinta de explicar el desarrollo de los sistemas vivos (fundamenta una forma de definir la vida y construye una sistemática informacional) y el desarrollo de la historia (y lo más particular es que esto último, lo hace desde una visión informacional del sistema nervioso y de la sociedad).

LA VOCACIÓN DE MAESTRO

En la vida de Pedro Ortiz Cabanillas, siempre se resalta su presencia en términos de posicionarlo en un contexto de enseñanza permanente, demostrando en toda ocasión la misma y absoluta dedicación. Un día podía encontrársele preparando una presentación para un curso de doctorado y otro día preparando una exposición para estudiantes de secundaria de un colegio que lo había invitado a dar una conferencia. Pedro Ortiz Cabanillas gozaba de ese don, contaba con todos los elementos para motivar el desarrollo de una capacidad de pensamiento original y crítico (17-21), siempre predispuesto a conversar, a dialogar y a enseñar.

Vamos a relatar el siguiente episodio biográfico para dejar constancia de esto. En 2006, a sus 75 años, recibió una carta de un grupo de estudiantes de Psicología, que en Arequipa venían trabajando con su obra desde 1995, y con quienes se había reunido periódicamente para orientarlos en sus planteamientos. Vamos a transcribir algunos fragmentos de esta carta y algunas respuestas de Pedro Ortiz Cabanillas para dejar en evidencia la calidad del trato y disposición que tuvo siempre con sus estudiantes.

La carta está estructurada en tres partes. En una primera parte se presenta el grupo de estudiantes:

Doctor Pedro Ortiz Cabanillas.

A nombre del «Grupo de estudios psicológicos H. Wallon» de la ciudad de Arequipa, nos permitimos dirigirnos a Ud. por este medio para primero saludarlo muy afectuosamente y transmitirle también nuestra profunda admiración por su grandiosa obra y aporte a las ciencias humanas en general y a la Psicología en particular. En segundo término, manifestarle que como seguidores de sus planteamientos y teniendo nosotros un conjunto de inquietudes sobre los mismos, no tenemos otra forma que ésta para transmitírselas, con la esperanza de que, robándole unos minutos de su valioso tiempo, pueda enviarnos sus respuestas y su apoyo. Agradeciéndole desde ya la atención que le pueda merecer esta comunicación, queremos de manera muy sintética y a manera de presentación, referirle nuestros antecedentes como grupo de estudios:

(…)

2) De sus planteamientos tomamos conocimiento el año 1995 aproximadamente al leer su obra: «El sistema de la Personalidad».

Desde entonces hasta hoy no nos hemos detenido en el estudio de sus aportes.

(…)

Una segunda parte donde se le hacen 14 preguntas sobre cuestiones generales, resalta la primera y las dos últimas:

1. ¿Cómo define Ud. a la ciencia?

(…)

13. En la entrevista que le hicimos en 1997 Ud. nos comunicó que en Inglaterra tuvo como maestro a un discípulo de Vigotsky, ¿cuál era su nombre?

14. Disculpe el atrevimiento, desearíamos saber la fecha de su nacimiento completo y en que tema está Ud. trabajando ahora.

(…)

En la tercera parte donde se hacen seis preguntas sobre los planteamientos específicos de la Teoría (con respecto a su planteamiento teórico).

La respuesta (cuya extensión es de unas diez páginas), empieza así:

Queridos amigos, Giovanna, Ronal y miembros del «Grupo de Estudios Psicológicos Henri Wallon»

 

 

Sesudas preguntas exigen exprimirse hasta el bulbo raquídeo. Antes que nada, mi reconocimiento y gratitud por el trabajo que están desarrollando.

a) Respuestas generales:

1. La ciencia, para mí, tiene que definirse en términos informacionales. A partir de los conceptos esbozados en mi cuaderno de Psicobiología 1, la defino como todo el conjunto de la información social de tipo cultural, que la sociedad ha acumulado, confrontado, a fin de describir, explicar los procesos que determinan la realidad actual, objetiva, del universo, a fin de transformarlo en su propio beneficio.

(…)

13. No, no es así. Estuve en el servicio de afasiología y terapia del habla que dirigía la Dra. Joyce Mitchell (que me regaló un libro sobre mecanismos cerebrales del habla y el lenguaje que se le había caído al agua), quien hizo una estadía en el Instituto de Neurocirugía de Moscú, al lado de Luria.

14. Ahora estoy trabajando en la redacción de los Cuadernos de Psicobiología Social (2, 3, 4, 5), un libro sobre Neuropsicología Clínica (todavía sin nombre) y otro sobre Ética Social. Este último es una especie de manifiesto que saldrá, espero, el próximo mes. Acaba de salir Introducción a la Medicina Clínica II: El Examen Psicológico Integral (sus coautores son: César Sarria, Santiago Paredes y Rosa Ortiz). El o mi problema es que estoy en otras cosas administrativas que no he podido eludirlas: Dirijo el Instituto de Ética en Salud de la Universidad, presido la comisión organizadora de las celebraciones por el sesquicentenario de la fundación de la facultad de medicina, estoy representando a San Marcos en la Red de Macrouniversidades Públicas de América Latina y el Caribe, en el área de neurociencias (llevé a la Reunión de México un proyecto para investigar cómo los profesionales del área, integran neurociencia y ética en su práctica con pacientes); coordino el Doctorado en Neurociencias, y de «yapa» sigo dictando clases en pregrado y en otras maestrías y doctorados. Les estoy rogando a mis discípulos que se gradúen cuanto antes, para que me reemplacen, pero todavía sigo esperando. Mi cumpleaños es el 31-07.

(…)

CONCLUSIONES

A Pedro Ortiz Cabanillas sólo se le puede reprochar el haberse atrevido a vivir de un modo en que los hombres de su siglo no entenderían jamás por ser demasiado original, único y tal como él decía: «desde mi particular punto de vista…». Es imposible no verlo siempre resplandeciente, para quienes tuvimos el goce de conocerlo, de verlo enseñar, con esa pasión constante y ese convencimiento supremo de las cosas y de los hechos. Se cuenta que una vez, intrigado, en sus últimos tiempos, preguntó a su acompañante porqué todos lo trataban siempre de «Doctor». Si bajaba de un taxi, el chofer se despedía con un «Gracias, doctor»; si alguien lo atendía en un restaurante «Y usted, doctor, ¿qué va a ordenar…?». Ni el taxista ni el asistente del restaurante sabían que el era médico, doctor, y eso le intrigaba, ¿Por qué siempre se referían a el así? y la persona que lo acompañaba, no hizo más que sonreír, y decirle (tocándole el brazo) «es que irradias eso».

Actualmente, cuando se cuenta la historia de la Neurología en el Perú (24-26), se reconocen los aportes precolombinos y la presencia de ciertas figuras importantes de la primera mitad del siglo XX. Sin restarle mérito a esta etapa de la historia, y para complementar estos estudios históricos, nos vemos en la obligación de decir que fue en la segunda mitad del siglo XX en donde la obra de Pedro Ortiz Cabanillas se erige como el ejercicio intelectual más coherente y original que ha ofrecido el Perú a toda la historia de la Neurología universal y es, una responsabilidad darla a conocer, y sobre todo, como hubiera querido el maestro: continuar desarrollándola y aplicándola.

 

Contribuciones de los autores: EEL, HLCP y JASJ han participado en la concepción del artículo, la recolección de datos, redacción del artículo y aprobación de la versión final. Además, Hans Lenin Contreras Pulache realizo la revisión crítica del artículo.

Fuentes de financiamiento: Autofinanciado

Conflictos de interés: Hans Contreras Pulache es responsable académico del cuidado y publicación de la obra de Pedro Ortiz Cabanillas.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Ortiz P. El Sistema de la Personalidad. 1ed. Lima: Orión; 1994.

2. Ortiz P. La explicación Informacional (tomo 1). 1ed. Contreras-Pulache H, editor. Lima (PE): Centro de Investigación Anastomosis; 2011.

3. Ortiz P. La explicación Informacional (tomo 2). 1ed. Contreras-Pulache H, editor. Lima (PE): Centro de Investigación Anastomosis; 2011.

4. Ortiz P. La explicación Informacional (tomo 3). 1ed. Contreras-Pulache H, editor. Lima (PE): Centro de Investigación Anastomosis; 2011.

5. Ortiz P. Introducción a la Medicina Clínica. El examen clínico esencial. 1 ed. Lima: Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 1996.

6. Ortiz P. Introducción a la Medicina clínica 3. El examen neurológico integral. 1ed. Lima: Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos;1999.

7. Ortiz P. Introducción a la Medicina Clínica 2. El examen psicológico integral. 1ed. Lima: Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 2006.

8. Ortiz P. La formación del sistema de la Personalidad. Apuntes de interés pedagógico. 1ed. Lima: Dimaso Editores; 1997.

9. Ortiz P. Educación y formación de la personalidad. 1ed. Lima: Fondo Editorial de la Universidad de Ciencias y Humanidades; 2008.

10. Ortiz P. El nivel consciente de la memoria: Una hipótesis de trabajo. 1ed. Lima: Fondo Editorial de la Universidad de Lima; 1998.

11. Ortiz P. Cuadernos de Psicobiología Social 1. Introducción a una Psicobiologíadel Hombre. 1ed. Lima: Fondo Editorial Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 2004.

12. Ortiz P. Cuadernos de Psicobiología Social 6. El nivel consciente de la actividad personal. 1ed. Lima: Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 2004.

13. Ortiz P. Psicobiología Social (tomo 1). 1ed. Contreras-Pulache H, editor. Lima (PE): Fondo Editorial de la Universidad de Ciencias y Humanidades; 2017.

14. Ortiz P. Psicobiología Social (tomo 2). 1ed. Contreras-Pulache H, editor. Lima (PE): Fondo Editorial de la Universidad de Ciencias y Humanidades; 2017.

15. Ortiz P. Psicobiología Social (tomo 3). 1ed. Contreras-Pulache H, editor. Lima (PE): Fondo Editorial de la Universidad de Ciencias y Humanidades; 2017.

16. Ortiz P. Lenguaje y habla personal. El cerebro humano como sistema semiótico. 1ed. Lima: Fondo Editorial Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 2002.

17. Llontop D. Fuentes del pensamiento dialéctico en la teoría de la personalidad de Pedro Ortiz Cabanillas. Tesis para optar el grado de magíster en Filosofía. 1ed. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 2007.

18. Perales-Cabrera A. Dr. Pedro Ortiz Cabanillas. Acta Méd Peru. 2011;28(1):56-57.

19. Perales-Cabrera A. Testimonio: Pedro Ortiz Cabanillas(1933-2011). An Fac Med. 2011;72(1):83-87.

20. Zumaeta P. El Amauta Pedro Ortiz Cabanillas(1933-2011). Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2011;28(4):682-4.

21. Chero P. Pedro Ortiz, una visión personal. Rev Peru Epidemiol. 2011;15(1):75-6.

22. Ortiz P. Ética social. Para el desarrollo moral de las instituciones educacionales y de salud. 1ed. Lima: Fondo Editorial de la de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; 2007.

23. Ortiz P. El Sistema de la Personalidad. 2ed. Contreras-Pulache H, editor. Lima (PE): Fondo Editorial de la Universidad de Ciencias y Humanidades; 2016.

24. Allegri R. The pioneers of clinical neurology in South America. J Neurol Sci. 2008;271(1-2):29-33.

25. Allegri R, Batoloni L. The first steps of clinical neurology in South America. Neurology. 2013;80(14):1338-40.

26. Arnott R, Finger S, Smith C, editors. Trepanation. 1ed. New York: CRC Press; 2003.

 

 

ANEXOS. A continuación, presentamos las imágenes de todos los libros que Pedro Ortiz Cabanillas publicó entre 1994 y el 2011 y los que han sido publicados de modo póstumo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Correspondencia: Javier Alexander Sevillano Jimenez
Dirección: Av. del Pacifico 175 Torre E19 Dpto 902 Conj. Res. Parques de la Huaca-San Miguel. Lima, Perú.
Teléfono: (511) 983404109
Correo electrónico: javier-alexander_123@hotmail.com

 

Recibido: 30/08/2018
Aprobado: 28/11/2018
En línea: 21/12/2018

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2018 Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública


Copyright  2019 Instituto Nacional de Salud. Lima, Perú. Todos los derechos reservados
ISSN electrónica 1726-4642 - ISSN impresa 1726-4634
El contenido de este sitio es para todos los interesados en ciencias de la salud
Licencia Creative Commons