COMPARTIENDO PUBLICACIONES CON EL CIUDADANO

Debido a su cosmovisión, población Awajun y Wampis de la región amazonas duda de medidas para prevenir la transmisión materno infantil del VIH

 

Las medidas para la prevención de la transmisión materno infantil del VIH no son comprendidas ni aceptadas por las gestantes y madres de la población amazónica Awajún y Wampis debido a que son extrañas a sus costumbres, valores y creencias. Por ello, dichas medidas resultan ineficaces y perjudican la relación con el personal de salud.

Estos fueron los hallazgos de un estudio publicado en la Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública del Instituto Nacional de Salud (INS). El estudio realizó entrevistas a gestantes y madres de niños menores de un año, diagnosticadas con VIH, de las comunidades indígenas Awajún y Wampis del distrito de Imaza (provincia de Condorcanqui, región Amazonas). Las entrevistas fueron realizadas entre marzo y abril del 2016.

Entre las razones que las entrevistadas manifestaron para no recibir el tratamiento fueron la incredulidad sobre el diagnóstico, los efectos adversos que genera la medicación, la preferencia en el uso de plantas medicinales para tratar la enfermedad, que se trate de una enfermedad incurable. Tampoco aceptan los argumentos relacionados a que el tratamiento es de por vida, ni las demás medidas de prevención de transmisión materno infantil (en especial, la cesárea). Además, tienen la creencia de que el hijo nacido de una madre con diagnostico de VIH inevitablemente nacerá enfermo y morirá.

La confianza en los servicios y personal de salud resulta afectada por la incredulidad de la población hacia un diagnóstico de una infección que no genera síntomas, ni enfermedad al inicio, y por un tratamiento que según, la percepción de estas comunidades, enferma e incapacita.

Es importante destacar que las gestantes no tratadas con infección VIH tienen una tasa de transmisión materno infantil de 15 a 40%. Se estima que el 50% de las infecciones madre niño se produce en los días previos al parto y el 30% durante el parto. Además, el riesgo de transmisión por la lactancia puede ser de 30 a 40%. Para prevenir la transmisión materna infantil el Ministerio de Salud propone el uso de antirretrovirales combinados en la gestante infectada y el recién nacido, la culminación del embarazo mediante cesárea, la alimentación del recién nacido con leche artificial. La aplicación oportuna de estas medidas preventivas reduce la transmisión a menos del 2%.

Leer estudio completo en: Artículo completo.