COMPARTIENDO PUBLICACIONES CON EL CIUDADANO

Las gaseosas "zero" no refrescan: pueden producir enfermedades cardiovasculares

 

Los resultados de un estudio realizado en las ciudades de Chimbote y Lima, sobre la ausencia de azúcar en las bebidas “Light o Zero”, muestran que estas reemplazan el azúcar por edulcorantes no nutritivos como estevia, aspartame, acesulfame de potasio o sacarina; disminuyendo la carga energética del producto, pero también usan sodio.

Es conocido que una alimen tación con altos niveles de sodio en los comestibles y bebidas, es uno de los principales factores de riesgo para que se produzcan enfermedades cardiovasculares (ECV).

En el año 2010, la Asociación Americana del Corazón recomendó un máximo consumo diario de sodio de 1,5 g para adultos con hipertensión y otros factores de riesgo, y de 2,3 g para adultos sanos.

El consumo de bebidas gaseosas es elevado en el Perú. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en el 2010, el consumo promedio per cápita anual de gaseosas en el Perú fue de 30,6 litros en la costa, 24,8 litros en la sierra y 22,9 litros en la selva. Asimismo indican una concentración del consumo en la población de mayores recursos..

Los resultados de un estudio realizado en las ciudades de Chimbote y Lima, sobre la ausencia de azúcar en las bebidas “Light o Zero”, muestran que estas reemplazan el azúcar por edulcorantes no nutritivos como estevia, aspartame, acesulfame de potasio o sacarina; disminuyendo la carga energética del producto, pero también usan sodio.

Es conocido que una alimentación con altos niveles de sodio en los comestibles y bebidas, es uno de los principales factores de riesgo para que se produzcan enfermedades de las venas sanguineas y del corazón (ECV).

En el año 2010, la Asociación Americana del Corazón recomendó un máximo consumo diario de sodio de 1,5 g para adultos con hipertensión y otros factores de riesgo, y de 2,3 g para adultos sanos.

El consumo de bebidas gaseosas es elevado en el Perú. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en el 2010, el consumo promedio per cápita anual de gaseosas en el Perú fue de 30,6 litros en la costa, 24,8 litros en la sierra y 22,9 litros en la selva y si estos tienen altos contenidos de sodio pueden conllevar al la aparación de enfermedades cardiovasculares.

Es importante focalizar esfuerzos en educar al consumidor desde la niñez en la lectura e interpretación del etiquetado nutricional de los productos, así como en promover el consumo de alimentos saludables, con ello se contribuirá a la mejora del perfil nutricional de la población y, como consecuencia, a la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles y sus complicaciones.

 

Leer estudio completo en: Artículo completo.